Lecciones de las elecciones presidenciales.

La primera vuelta en la elección presidencial de Chile ha demostrado que la dinámica electoral chilena está cambiando. Muchas son las lecciones que podríamos extraer, pero pocas de éstas son tan importantes como las que aquí pretendo identificar.

En primer lugar, el surgimiento de Marco Enríquez-Ominami (ME-O) como determinante principal de la primera y segunda vuelta de los comicios demuestra que hay un número considerable de chilenos que están cansados de la manera tradicional en que se hacen las cosas dentro de la Concertación. En su naturaleza, el voto a favor de ME-O es un voto de protesta contra de la falta de democracia dentro de la Concertación y contra la falta de participación democrática en Chile, tanto dentro de los partidos como en las relaciones interpersonales dentro de las instituciones chilenas. Es por esto que es importante destacar que si la Concertación desea ganar la elección, debe entonces descifrar el mensaje de los chilenos correctamente y tomar medidas profundas para “reencantar” a los que votaron por ME-O porque no están de acuerdo con la falta de transparencia, la arbitrariedad, los “arreglines” y el nepotismo característico que los chilenos asocian con los partidos políticos, y en especial con la Concertación.

En segundo lugar, el fortalecimiento del apoyo a Sebastián Piñera por sectores tradicionalmente de centro y centroizquierda, además del apoyo a ME-O por sectores tradicionalmente de centroderecha y derecha demuestran que la línea entre derecha e izquierda –de cierta manera la línea entre detractores y defensores de Pinochet- comienza a borrarse. Esto representa una especie de amenaza al partido político tradicional, ya que éstos se están viendo forzados a cambiar la cultura interna de sus colectividades (o al menos aparentar que dicho cambio ha ocurrido). Asimismo, la convergencia de sectores políticos antiguamente opuestos presenta una oportunidad a los chilenos para definir que tipo de política quieren. En vista de ésta oportunidad, el votante chileno ha demostrado una sabiduría superior a la de los líderes de la Concertación al exigir un cambio al votar por ME-O o en blanco. En un actuar mucho menos sabio, los líderes de la Concertación han demostrado una falta de perspectiva y sordera monumental, ya que no solo han tratado de obtener el apoyo personal de ME-O a la candidatura de Frei (algo que ME-O no puede hacer por la naturaleza de su candidatura), sino que también han ignorado la demanda de un cambio profundo a la Concertación. Esto queda evidenciado por el intento de remover a los presidentes de partidos de la Concertación que claramente no es lo suficiente para “reencantar” al voto de protesta.

Finalmente, el resultado de la elección deja entrever que los chilenos “demandan una mejora de la calidad de la política y una mejora de los estilos de los liderazgos” como lo dijo ayer la Presidenta Michelle Bachelet. Las encuestas de opinión pública del Centro de Estudios Públicos (CEP), entre otros, demuestran que los chilenos están cansados de tolerar la política exclusiva, las decisiones apresuradas y excluyentes, y la falta de oportunidades de participación. En términos de liderazgo, los chilenos piden una renovación de personajes, ideas, prioridades, y que los líderes reconozcan las demandas hechas por la gente. El chileno promedio que votó por ME-O no lo hizo porque no crea en las ideas de la Concertación, sino porque están cansados de la inestabilidad propia de una coalición desunida, donde las pugnas internas llevan a la discordia incluso en tiempos de elección, como así lo demuestra la petición de renuncia hecha por Pepe Auth y José Antonio Gómez a Camilo Escalona.

La elección no demuestra que la derecha haya conquistado nuevos corazones (como evidencia su apoyo en las elecciones parlamentarias), sino que la Concertación ha desencantado a muchos más chilenos, quiénes al no ser escuchados, han demostrado su descontento haciendo lo más lógico y democráticamente aceptable: votando por un candidato distinto que en éste caso es ME-O.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s